La protección del Know-How y el Secreto Industrial regulado mediante Directiva del Parlamento Europeo

blue-1237890_1280 bis3

El Know-How de las empresas es uno de los valores intangibles que pueden tener mayor relevancia y que en la mayoría de las ocasiones se recomienda proteger mediante registros de Propiedad Industrial, como por ejemplo el registro de patente.

Proteger el Know-How mediante patente a veces no es posible, o en casos muy específicos puede ser una opción no deseada, ya que dicho proyecto se encuentra en una fase inicial y no se sabe si se va a desarrollar, o porqué implica una publicación de las características a proteger, con lo que se opta mantenerlo en Secreto Industrial.

Según estadísticas encargadas por la Comisión Europea, una de cada cinco empresas han sufrido en los últimos diez años algún intento de robo de sus secretos comerciales, con lo que se ha querido poner, por parte de las instituciones Europeas, las herramientas para armonizar las definiciones y el marco jurídico para poder perseguir y sancionar estas acciones y que sean punibles.

A tenor de lo anterior, el pasado 14 de abril de 2016 se aprobó la Resolución legislativa del Parlamento Europeo sobre la propuesta de Directiva presentada en 2013 relativa a la “protección del saber hacer y la información empresarial no divulgados (secretos comerciales) contra su obtención, utilización y divulgación ilícitas”. En ella se definen los conceptos de qué secretos comerciales están bajo protección y qué condiciones se han de cumplir para poder perseguir los intentos de “robo de conocimiento secreto”. Resalta la indicación que el propietario de la información secreta debe tomar “medidas razonables, en las circunstancias del caso, para mantenerla secreta”, si no se hace así no se considerará como Secreto Comercial.

Del mismo modo se indican las acciones lícitas que se pueden realizar para poder obtener el secreto comercial de una empresa, como por ejemplo la ingeniería inversa “de un producto u objeto que se haya puesto a disposición del público o que esté lícitamente en posesión de quien obtiene la información, sin estar sujeto a ninguna obligación jurídicamente válida de limitar la obtención del secreto comercial”.

Pueden disponer de acceso directo al texto en castellano de la Directiva aquí.

← Volver